A supposedly fun thing I’ll never do again

“There is something about a mass-market Luxury Cruise that’s unbearably sad. Like most unbearably sad things, it seems incredibly elusive and complex in its causes and simple in its effect. (…) I felt despair. The word’s overused and banalified now, despair, but it’s a serious word, and I’m using it seriously. For me it denotes a simple admixture – a weird yearning for death combined with a crushing sense of my own smallness and futility that presents as a fear of death.”

“A supposedly fun thing I’ll never do again”, by David Foster Wallace.

—-

“Algo tienen los cruceros de lujo para el mercado de masas que es insoportablemente triste. Al igual que la mayoría de las cosas insoportablemente tristes, resulta increíblemente esquivo y complejo en sus causas a la vez que sencillo en su efecto. (…) Sentí desesperación. Hoy en día, esta palabra se ha banalizado por un exceso de uso. Desesperación. Pero es una palabra seria, y la uso en serio. Para mí denota una mezcla sencilla: un deseo extraño de muerte combinado con la demoledora sensación de mi propia pequeñez, mi futilidad, que se presenta como el miedo a la muerte.”

“Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer”, de David Foster Wallace

Advertisements